Al dueño de mis palabras:

No me daba cuenta de que eras mi media naranja, porque ambos somos una naranja entera. Te lo repito, aunque tú creas que hasta ahora no te lo había dicho: siempre has sido el dueño de mis palabras, hasta de las que no te cuadran. Cuando quieras puedes leerlo. Para cuando me entiendas, que lo harás algún día: me encanta hacerte de rabiar. Aunque pienses que es al revés y hasta ahora no hubieras caido… Algo así como que de tanto perseguir al sol, al final me ha alcanzado. Y eso solo es posible si cada uno de nosotros somos una parte de algo. Y yo te estoy pidiendo que tu seas mi media naranja entera.

Estoy enamorada de ti porque  eso le da coherencia a mi mundo. Y mi mundo he querido enseñártelo a través de mis palabras. El día que tengan sentido para ti, verás que siempre has sido todas tuyas, aunque parecieran de otro.

Así que esto de que te amo no es nuevo, aunque yo nunca te lo hubiera dicho. Lo mismo si que lo he hecho y tu no me leias 😉

Pero si me entiendes algún día te habré salvado sin darme cuenta, como hiciste tu previamente conmigo sin ni siquiera haberte enterado. ¿que cómo es posible esto? Pura magia 😉

La luna no tiene un lado oscuro. Sólo necesita que la quieran. Me lo dijo su cara oculta 😉

Me encantararía que siguieras formando parte de mi vida siempre:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s