Mi nuevo proyecto.

Hoy toca debate. Antes de todo, tienes que prometerme que me vas a dedicar unos minutos de verdad, olvidándote de todo, imaginando lo que yo te digo.

Libre¿Qué pasaría si un día decido romper con todo y me siento en mitad de la calle con un cartel que diga lo siguiente?

Y a partir de esta IDEA, aplicar el sentido común. Pero sin ponerle límites:

Por supuesto, es una metáfora. O no… En mi caso, si  apostara mi vida entera a actuar en base a esa filosofía, si rompiera todas las normas, se que no tendría que volver a preocuparme de nada. Sería libre. Impresiona pensarlo, pero la incertidumbre no es lo mismo que el miedo. Y se que no hubiera podido hasta ahora, todo tiene su momento.

Y seguro que sería divertido. Conocería a mucha gente. Y más cosas, cualquiera que la imaginación permita.  Por ejemplo: yo necesito un brick de leche y a cambio saco a tu perro. O alguien a quién le pilla de paso me lleva a Benidorm, a cambio de ocuparme de hacer su compra semanal. Aquellas cosas que requirieran que parte del intercambio fuera mediante  moneda en curso, serían con la finalidad de atender responsabilidades económicas adquiridas previamente, o cubrir las necesidades que permitieran seguir viviendo, conociendo y creando. Siempre habiendo un intercambio equivalente en sentido inverso. Y el resto, se improvisa. Si eligieras esta alternativa, tú, concretamente tú, con tus circunstancias ¿podrías hacerlo?. No tienes por qué elegirla, quizá es una locura. Pero ¿podrías hacerlo?

Por supuesto, vivir así implica confiar en el ser humano. Lo mismo es lo único que no hemos probado. Y no sería tan raro, teniendo en cuenta las cosas tan disparatadas que hace la sociedad hoy en día. Pero es que cualquier trampa moral o el egoísmo serían un atentado contra uno mismo.

¿Resulta utópico? ¿Y montar un negocio con un cartel cómo el anterior? Para abrirlo, tan sólo haría falta un local completamente vacío  y mucha ilusión para ir llenándolo de lo que tu quisieras. Hacer lo que quieres. Y ni siquiera haría falta llenarlo (o, si me apuras, tampoco haría falta local). Pero ¿y las leyes? Bueno, de las cosas hay que ocuparse, no PREocuparse. Ya lo haríamos si llega el momento. Y así con todo. Sería como partir de la meta y construir el camino sobre la marcha.

Utopía o no, ¿qué pasaría si tan sólo lo probaran personas sin medios?  Cambiar sus carteles por uno como este. ¿Y si hacemos algo así con los  objetos? ¿o si el dinero fuera un juego? Y así hasta donde la imaginación permita.

O podríamos empezar a aplicarlo a cosas sencillas  El orden de los factores no altera el producto. El único límite, uno mismo. A ver si hemos sido capaces de pisar la luna y no vamos a poder hacer esto.

Yo se que se ha hablado mil veces del tema y me da igual. Y soy de las que empieza la casa por el tejado (primero hablo y luego leo). Pero la empiezo, y aunque las historias infinitas de otros me aportan mucho, me gusta escribir la mía propia.

¿Me ayudas a hacerlo?

Si te ha hecho sonreir, compártelo. Me encantaría poder preguntárselo al mundo entero. 

Si te inspira, úsalo, te lo regalo,  A mi me inspira todo lo que me rodea, y eso te incluye. 

Gracias.

Y yo, que a estas alturas ya no me creo nada, voy a probar a ver que pasa. Porque nunca me había latido el corazón tan fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s