Ojos Brujos

Sus ojos contenían la suma de todos los mares que ella había visto a lo largo de sus viajes, y no eran pocos. Contenían toda la magia que había perseguido durante toda su vida, contenían los sueños que contienen sus miedos, contenían  todos los silencios contenidos. Y ella tuvo que contener sus latidos…

Buceó en ellos desde que tropezaron los suyos al verle y cayó en sus abismos. Buceó sigilosa, sin hacer ruido, mientras él la miraba aterrado a cada escena dantesca de las que ella participaba, cubierta con sus peores máscaras. Y como otros, no la veía…

Ella supo desde que le vio que sólo él sería capaz de darle vida a sus palabras, que conocía el hechizo para despertarla, que aquella temible mariposa había batido de nuevo las alas… Permaneció sentada a su lado sin decir nada que pudiera molestarle de nuevo.

-¿…Qué piensas? -preguntó él un día a la nada desde sus ojos cristalinos.

– En que tú tampoco te das cuenta – Respondió ella gritando en silencio para no hacer enfadar más a las sombras que les rodeaban.

Él siguió mirando a otra parte mientras se preguntaba si era cierto que hubiera escuchado esas palabras. Ella guiñó un ojo al duende que le protegía y le susurró bajito “Cuídale mucho, volveré cuando él confíe en el poder de sus ojos brujos y yo pueda incendiar las máscaras”. Y echó a volar persiguiendo a los fantasmas que le prometieron asustar al miedo de quererle tanto sin tenerle al lado.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s